SANePLAN: El saneamiento urbano sostenible

Un nuevo proyecto LIFE viene a formar parte de nuestro catálogo de buenas prácticas. SANePLAN viene impulsado por el Centro Tecnológico ITG, la Diputación de Pontevedra y la empresa italiana Physis con el objetivo principal de lograr la gestión sostenible de infraestructuras de saneamiento municipales, junto al desarrollo de una planificación urbana. Para ello, pretende servirse de un Sistema de Información que sepa acondicionarse a las necesidades del territorio y sepa adaptarse a las previsiones según el coste, la protección medioambiental, la población y el cambio climático.

Los objetivos de SANePLAN son bien variados. Por un lado, se pretende reducir la presión sobre las distintas masas de agua, contribuir a la adecuación de los sistemas de saneamiento de núcleos y poblaciones, así como al desarrollo de sistemas de gobernanza transparentes en relación a la información medioambiental. Además, se busca racionalizar los costes de gestión del saneamiento, su dirección y operación mancomunada y que la información para la evaluación del estado de las masas de agua marina sea accesible.

Tras implantarse en distintos ayuntamientos de Pontevedra y la Toscana, se definirán sus servicios a través de sistemas de código abierto y se profundizará en soluciones tecnológicas como un caudalímetro y un sistema de control innovadores y de bajo coste que mejorarán el control sobre las redes de agua. El programa también abordará cuestiones relativas a la gestión integral de la cuenca para conseguir el buen estado ecológico del agua, el saneamiento, el cambio climático, la planificación del agua potable y la protección de acuíferos subterráneos.

SANePLAN cuenta con presentar una herramienta que mejore la gestión del saneamiento y la planificación urbana desde el punto de vista operativo, ingenieril y medioambiental, además de dotar de cobertura a las necesidades de gestión desde las ópticas de los distintos agentes que intervienen en estos procesos. Esta misma herramienta, prevista para 2015, contará con un soporte tecnológico que permite disponer de la información de manera estructurada, con los atributos necesarios para las distintas necesidades de gestión y debidamente georreferenciada.

Esta herramienta también podrá analizar la robustez y capacidad de los sistemas de saneamiento bajo condiciones de incrementos de la población, de restricciones económicas, de condicionantes medioambientales (usos del suelo y protección de espacios naturales) y de efectos derivados del cambio climático (impacto de la variación de la temperatura media en los regímenes de precipitaciones). Por último, debe contribuir a mejorar el impacto de los sistemas de saneamiento al permitir, por un lado, informar de los riesgos y anomalías que se detecten y, por otro, facilitar el dimensionamiento de las redes e instalaciones en función de las necesidades reales, ya sean presentes o futuras.

 

Autor: Mi Huella TIC

Comparte esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *