ROEM+: La mejor gestión del agua y las cuencas hidrográficas

La palabra eutrofización puede sonarnos rara, pero es así como entendemos el aumento de la biomasa en nutrientes de un ecosistema acuático, un fenómeno con el que disminuye su diversidad y se incrementan las posibilidades de que el exceso de nutrientes nos terminen por proporcionar una agua tóxica. Saber lidiar con ello es uno de los mejores recursos que puede concedernos la Naturaleza, y su correcto uso puede ser crucial tanto para el progreso del hombre como para el mínimo impacto y el máximo cuidado del medio ambiente. Con estas bases como bandera nace el proyecto ROEM+.

Pero no solo la eutrofización es uno de los objetivos de ROEM+, también la gestión inteligente de las cuencas hidrográficas funciona como una de las finalidades a perseguir dentro de las acciones que lleva a cabo este proyecto. El correcto suministro de una agua de calidad es uno de los objetivos clave de un proyecto que busca cumplir con directivas como la de Aguas de Baño o la de Marco del Agua.

Para ello, ROEM+ apuesta por una plataforma electrónica que recoja, a partir de redes de sensores de última generación en combinación con técnicas de simulación predictiva, datos de las diferentes zonas y usos (urbanos, agrícolas, ganaderos, forestales), de manera que las masas de agua puedan absorber y amortiguar realmente las presiones y el impacto de la naturaleza y el ser humano.

Con este fin se persigue evitar errores de gestión del pasado debidos a una excesiva incertidumbre relacionada con métodos analíticos y prospectivos clásicos, y encontrar nuevas soluciones para lidiar con el exceso de algas tóxicas en el agua. Tras una planificación inicial y la implantación de este gestor de datos, se llevarán a cabo simulaciones sobre la Cuenca Hidrográfica del Duero y el embalse de la Cuerda del Pozo, que servirán para diseñar un plan de vigilancia, seguimiento y estudios que reflejarán la información recogida.

 

Para más información, podéis visitar su sitio web.

Autor: Mi Huella TIC

Comparte esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *