AERESS apuesta por la reducción de la huella de carbono a través de la reutilización

La Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS), entidad sin ánimo de lucro con más de 20 años de dedicación al medio ambiente, ha volcado el grueso de su existencia a la reducción, reutilización y reciclaje de residuos, con un objetivo de transformación social y de promoción de la inserción sociolaboral de personas en situación o en riesgo de exclusión social. Precisamente por el interés que para Mi Huella TIC tiene la primera mitad de su filosofía, han hablado con nosotros sobre su nueva campaña de concienciación ciudadana con la que pretenden reducir las emisiones cotidianas de carbono.

 

Como parte de su campaña, AERESS ha elaborado una calculadora on-line de CO2 EVITADO que permite a los ciudadanos comprobar las emisiones de CO2 que pueden evitar con la reutilización de diferentes productos: ropa, muebles, aparatos eléctricos y electrónicos…  Cualquier ciudadano puede acceder a ella a través del siguiente enlace

Hemos charlado con ellos para desgranar en qué ha consistido su campaña:

¿Con qué datos cuenta AERESS sobre las emisiones globales de carbono?

Es sabido que tanto la producción de nuevos objetos y productos como la gestión de éstos cuando se convierten en residuos tienen importantes impactos ambientales asociados. Su emisión de gases de efecto invernadero, en especial de CO2, conlleva su inevitable huella de carbono y contribución al cambio climático: En 2010 en España se generaron casi 24 millones de toneladas de residuos. Es decir, más de 535 Kg. de residuos por habitante al año, lo que supone casi 1,5 kilos al día por habitante. Además, la gestión de los residuos en España supone un 4,2 % de las emisiones totales de GEI.

¿Qué metas os marcasteis?

AERESS apuesta por la prevención y la reutilización como una forma de alargar la vida útil de los productos, evitando que se conviertan en residuos y la necesidad de tener que comprar uno nuevo antes de tiempo. Contribuimos, además, a la prevención de la contaminación, el ahorro de recursos naturales y la lucha contra la exclusión social y la pobreza, ya que todo ello tiene un fin social.

¿En qué consiste vuestra campaña?

Buscamos sensibilizar sobre los beneficios de las prácticas de reutilización en la lucha contra el cambio climático. Así pues, los objetivos del proyecto son promocionar los hábitos de la reutilización como estrategia prioritaria ante la gestión de residuos, la prevención de la  contaminación y la lucha contra el cambio climático; y divulgar la relación directa entre la prevención y reutilización de residuos con la disminución de los gases de efecto invernadero (GEI).

¿Cómo se puede saber cuánto se ahorra en cada reutilización?

Las personas, cuando adquieren productos de segunda mano en alguna de las más de 100 tiendas de la red, pueden conocer en el acto las repercusiones positivas de su gesto, traducidas, no solamente a Kg. de CO2 evitados, sino en términos de número de coches eliminados de la circulación durante un día o el número de árboles que se necesitan para  eliminar esa misma cantidad de dióxido de carbono en un día. Este dato lo pueden obtener también a través de un ticket que emite la calculadora virtual.

1 frigorífico reutilizado= – 46 coches en circulación

1 sofá reutilizado= 4.579 árboles absorbiendo CO2

1 ordenador portátil reutilizado= 9.907 árboles absorbiendo CO2

1 ordenador de sobremesa con impresora reutilizados= -28 coches en circulación

 Así, la campaña se presenta en un tono positivo desmarcándose de las calculadoras de CO2 al uso que tienden a poner de relieve la cantidad de CO2 que emitimos a la atmósfera en nuestros actos cotidianos, viajes, etc.

¿Cómo se ha desarrollado esta herramienta de cálculo?

Se elaboró un estudio comparativo de emisiones de GEI para determinar el impacto positivo de la reutilización y reciclaje en el cual se escogieron los distintos artículos potencialmente reutilizables y reciclables más representativos para el sector de recuperadores asociados a AERESS, los cuales se utilizarían como ejemplo en la calculadora. Para ello, en primer lugar se hizo una división por grandes grupos de productos según la clasificación utilizada por AERESS: Ropa, Muebles, Electrodomésticos y Varios. A continuación, se analizaron las distintas variables y fases que influyen en el ciclo de vida de dichos artículos y que emiten CO2. Así pues, se han calculado las huellas de carbono de diferentes productos de nueva fabricación para su comparación con las huellas de los mismos productos reutilizados y determinar así unas equivalencias de toneladas de C02 evitadas por cada artículo que es reutilizado o reciclado en vez de desechado. De esta forma se han estimado las emisiones evitadas, en toneladas de CO2 equivalente, gracias a la puesta en valor de productos en estos procesos más sostenibles y que contribuyen a la mitigación del cambio climático.

¿Habéis partido de cero a la hora de plantear estas estimaciones?

No, este análisis se hizo con base en estudios ya existentes y estimaciones realizadas en función de datos disponibles. Las estimaciones tuvieron como referencia estándares existentes en materia de cálculo de huella de carbono en productos y servicios (GHG Protocol, PAS del BSI), así como las publicaciones de referencia del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC).

¿Cómo se perfiló el resultado final?

Una vez establecidas las variables, se diseñó y programó la herramienta on-line que, de forma muy visual y sencilla, trata de invitar a la ciudadanía a hacer el cálculo y que le devuelve un resultado de su acción. Además, con el objetivo de aproximar al público el concepto de huella de carbono evitada, y desde una perspectiva divulgativa, se utilizaron diversas equivalencias, con árboles y con coches. Los árboles fijan en el proceso de fotosíntesis CO2 para su crecimiento y lo almacenan en la madera. En la calculadora se presenta el dato del número de árboles necesarios para absorber, en un día, el equivalente en CO2 que se ha dejado de emitir por la compra realizada de productos reutilizados. Por otro lado, los coches emiten GEI en la combustión del carburante que utilizan para su desplazamiento. En la calculadora se presenta el dato del número de coches que habría que retirar de la circulación durante un día para evitar la emisión a la atmósfera del equivalente en CO2 que se ha dejado de emitir por la compra de productos reutilizados.

¿Qué más posibilidades TIC aprovecháis con este proyecto?

Desde el mismo espacio web, además de realizarse los cálculos y mostrarnos las equivalencias, podemos acceder también al vídeo promocional y al dossier informativo en sus tres idiomas. Por otro lado, cada vez que se hace un cálculo de emisiones evitadas, la herramienta nos devuelve un ticket (imitando a un ticket de compra) donde obtenemos un resumen de los Kg. de CO2 eq evitado por la reutilización de cada producto, así como las equivalencias en CO2 absorbido por los árboles en un día, las emisiones emitidas por un coche y las emitidas por una persona media en Europa en un día.

¿Con qué trabas os habéis encontrado?

En la ejecución del proyecto se han encontrado diversos obstáculos. En una primera fase, y relacionado con los aspectos más técnicos del proyectos (es decir, con la elaboración de la herramienta de cálculo), dada la cantidad y heterogeneidad de productos presentes en el sector de la recuperación, fue difícil hacer la elección representativa de estos, además de poder encontrar un estudios y cálculo que sirviera de forma comparable para todos los elementos escogidos para la calculadora. Nos surgió otra dificultad a la hora de traducir los datos globales de reutilización que gestiona la red en emisiones evitadas. Los datos de la red difieren de los establecidos para la calculadora, en tanto que deben estar estimados con base en el grupo de producto y no a los productos individuales. Para ello fue preciso hacer una caracterización con la que se calculó el factor de emisión de cada grupo. Esto ha permitido obtener estos factores de emisión que traduzcan los datos anuales de AERESS de reutilización a emisiones evitadas para cada grupo: ropa, RAEE, muebles…

¿Qué perspectivas de futuro tiene vuestra calculadora?

Al tratarse de una herramienta web, su vocación es de continuidad, pues la acogida ha sido muy buena tanto entre agentes del sector y administraciones públicas que se han hecho eco de ella, como entre la ciudadanía en general.

Autor: Mi Huella TIC

Comparte esta entrada en

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *